Ahora en el aire
Sofia Carmona
Sofia Carmona

World Trade Center en Nueva York A 13 años

Se inauguró el nuevo World Trade Center en Nueva York A 13 años de los atentados terroristas del 11-S, el rascacielos de 104 plantas inicia actividades en Maniatan y su ocupación será paulatina .

El rascacielos marca nuevos estándares de diseño, construcción, prestigio y sostenibilidad. La apertura de este edificio icónico es un gran hito en la transformación del Bajo Manhattan en un floreciente barrio, abierto las 24 horas.

Por el momento se mudarán sólo 170 de los 3 mil 400 empleados de la compañía, llenando cinco plantas de la torre. Unos 3 mil más llegarán a primeros de 2015.

El edificio está alquilado en un 60 por ciento, con otros 80 mil pies cuadrados para la firma de publicidad Kids Creative, el gestor de estadios Legends Hospitality, el grupo de inversión BMB y Servcorp, proveedor de oficinas ejecutivas.

La Administración de Servicios Generales del gobierno reservó 275 mil pies cuadrados y el Centro de China, un núcleo comercial y cultural, otros 191 mil pies cuadrados.

Desde la esquina nordeste del terreno, la torre mira al Museo y Monumento Nacional 11 de Septiembre construido donde estaban las Torres Gemelas. Su objetivo es honrar a los que perecieron en aquella mañana de septiembre.

Ahora, el pináculo iluminado del One World Trade Center sirve como faro a los aviones que vuelan sobre la ciudad. La vista desde el tejado abierto se extiende desde Manhattan a la estatua de la Libertad, alcanzando Nueva Jersey, Connecticut y el océano Atlántico.

Embed

El edificio de 540 metros se concluyó en ocho años, tras años de disputas financieras, políticas y legales que amenazaron con descarrilar el proyecto.

Las disputas se atenuaron gradualmente y otros dos torres se construyeron en la esquina sudoriental del lugar: la torre 4 World Trade Center cuyo principal inquilino es la Autoridad Portuaria y el 3 World Trade Center, que ahora se está construyendo.

El área ha prosperado en años recientes más allá de lo que cualquiera se hubiera imaginado. Hay unos 60 mil habitantes nuevos de la zona —tres veces lo que había antes del 11 de septiembre — y los restaurantes y tiendas hacen gran negocio incluso en horas de la tarde, cuando Wall Street y otras oficinas habían cerrado.

Los autores del diseño final, dijeron que el rascacielos fue construido con vigas reforzadas de acero y concreto, hasta ahora el material más fuerte capaz de resistir cualquier ataque terrorista.

Incluso, se superaron las condiciones establecidas por la municipalidad a fin de lograr esas condiciones.