Ahora en el aire
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova

WhatsApp dejará de funcionar en smartphones antiguos

La evolución tiene un precio, y algunos usuarios de WhatsApp comenzarán a pagarlo a partir de 2017 cuando no puedan seguir utilizando esta aplicación. Y no, no significa que la aplicación de mensajería vuelva a costar dinero, como sucedía en sus orígenes, sino que dejará de dar soporte a los móviles más antiguos. Sin posibilidad de actualizarlos ni hacer llegar los mensajes en ellos. Y es que contar con una aplicación actualizada y un móvil desfasado no solo es contradictorio, también es inseguro, poco eficiente y, a partir del año que viene, inviable para WhatsApp.

Así, WhatsApp empezará a notificar a los usuarios con móviles Android 2.1 y 2.2, así como a los poseedores de los Nokia S40 y Symbian S60, los dispositivos BlackBerry y los terminales Windows Phone 7.1, que, "lamentablemente, después del 31 de Diciembre de 2016, no podrás seguir usando WhatsApp en este teléfono ya que dejará de ser compatible con WhatsApp". Un mensaje que ya está listo para ser enviado a todos estos usuarios para alertarles del cambio de política.

Aunque la noticia no es realmente nueva, ya que las intenciones de WhatsApp fueron publicadas de forma oficial el pasado mes de abril, ahora toman un carácter irrefutable. Así, aunque WhatsApp ya había informado acerca de la necesidad de dejar de dar soporte a estos terminales para poder seguir avanzando en su historia, ahora es su plataforma de traducción la que nos indica cómo les recordará a los usuarios de la aplicación que tienen que cambiar de móvil si quieren seguir utilizando este servicio de mensajería.

Ahora bien, este anuncio de WhatsApp no debería asustar a demasiados usuarios. Y es que, teniendo en cuenta solo la plataforma Android, las versiones 2.1 y 2.2 solo están presentes en el 0,1 % de los móviles activos hoy en día, según publican algunas webs de referencia. Algo que no debería afectar a un número demasiado extenso de personas. Por su parte, la plataforma Symbian de Nokia y BlackBerry hace tiempo que fueron dejadas de lado por el propio mercado, lo mismo que Windows Phone 7.1, cuyo porcentaje de usuarios es ínfimo.

En definitiva, un mal necesario para permitir que WhatsApp siga evolucionando. Y es que es difícil incrementar las barreras de seguridad y seguir creando novedades cuando hay que pensar en plataformas que han quedado desfasadas y relegadas a un número muy reducido de usuarios.