Una nube con 6.000 foquitos

Los artistas canadienses Caitlind R. C. Brown & Wayne Garrett se unieron para crear Cloud (Nube), una instalación impresionante que se asemeja a una nube de tamaño natural, construída a partir de 6000 bombitas de luz blancas.

La instalación es interactiva ya que los espectadores tienen la libertad de pararse bajo la nube e interactuar con ella, encendiendo y apagando las luces, hasta simular una tormenta eléctrica. Esta experiencia única, tanto para participantes como para espectadores, comenzó en Canadá, pero a lo largo de estos dos últimos años ha pasado por Rusia, Portugal, Singapur, Israel, Países Bajos y República Checa, entre otros lugares del planeta, adonde la nube "llevó esta luz de optimismo", según describen Caitlind y Wayne.

Durante la exposición, los espectadores interactúan con la nube mediante el inicio de colaboraciones improvisadas, trabajando como un colectivo para crear "relámpagos" que iluminan toda la instalación. "En un nivel más simbólico, Cloud habla del lenguaje universal del medio ambiente. Como pese a las barreras idiomáticas, las diferencias culturales, y la distancia geográfica, las nubes y la lluvia, unen a todos los habitantes del planeta", concluyen sus creadores.