Ahora en el aire
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova

Un nuevo chip promete cargar nuestro móvil en sólo 10 minutos

Ante el estancamiento en aumentar la densidad de las baterías, la carga rápida es la clave para mejorar el problema de la autonomía. Rachid Yazami ha desarrollado un chip que permite cargar los dispositivos sin dañarlos en sólo 10 minutos.

Las baterías de duración infinita o al menos de duración exponencialmente mayor a las actuales son, sin duda, uno de los grandes retos que tiene la tecnología móvil en la actualidad. Ante en lento avance en cuanto a aumento de la densidad en baterías de pequeño tamaño, parece que todo los intentos se están centrando en mejorar la carga rápida de los terminales. Algunos ejemplos de esto lo estamos viendo en terminales como el Note 4, el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge+, cuya batería carga en hora y media al completo, pero de 0 a 50% en media hora. Ahora, un investigador promete que un chip de desarrollo propio puede cargar la batería de 0 a 100 en 10 minutos.

El sujeto en cuestión es el profesor Rachid Yazami, de la Singapore's Nanyang Technological University. Según él, este nuevo avance podría cambiarlo todo, ya que el chip que ha desarrollado es tan pequeño que la compatibilidad con baterías pequeñas está asegurada. Sin embargo, los usos podrían ir desde los propios teléfonos móviles hasta otro campo donde la autonomía es crucial y donde se está centrando la industrial tecnológica y del motor: los coches eléctricos. El chip se ha desarrollado en 5 años, y ya han comenzado los encuentros para comercializarlo a grandes empresas como Samsung.

El chip permite recargar a máxima velocidad la batería, pese a la limitación de las baterías para limitar el calentamiento, algo que se ha conseguido con un algoritmo que mide la carga restante, dependiendo de temperatura y voltaje. La clave del chip estaría, según Yazami, en el respeto del chip hacia la batería, ya que según él, "los cargadores actuales no consideran la salud de la batería al cargar, y envían la energía independientemente de cómo esté de dañada. Con el chip, la carga puede ser regulada para no dañar la batería".

El chip podría comenzar su comercialización a finales de 2016, por lo que es probable que los flagships de 2017 integren esta nueva tecnología o similares. Y es que aunque ahora parece una locura, hay que recordar la evolución en los tiempos de carga desde hace 5 años hasta ahora, donde las baterías tienen el doble o triple de capacidad y cargan en la mitad o menos de tiempo.