Ahora en el aire
AT 40 - Casey Kasem
AT 40 - Casey Kasem

The Walking Dead revela la víctima de Negan en el desolador inicio de su 7ª temporada

Antes de la premiere, los fans se relajarían viendo el hilarante resumen de John Cleese en sólo cuatro minutos de las seis temporadas anteriores y repasando las 10 cosas que debían saber antes del inicio de la que se espera sea la más desoladora y desagarradora hasta este momento.

Y la víctima fue... Abraham Ford y Glen Rhee. No, no es un nombre compuesto inusualmente largo de una sola persona. Son dos individuos. Después de despedirse de su sexta temporada con uno de los mayores cliffhangers de la televisión, la serie de la cadena AMC develó el desenlace de la dramática escena a través de un flashback de Rick Grimes mientras era torturado por Negan en el interior de su caravana.

Una escena que ya pudimos ver a través de un teaser sobre la séptima temporada y en la que se llegó a especular sobre la durabilidad de una de las extremidades del personaje al que da vida Andrew Lincoln.


Un montaje dramático construido con cuidado por los showrunners, que no estarán contentos tras la filtración del guión de ese primer episodio de la temporada sólo horas antes de su premiere mundial y que revelaba la identidad de las dos víctimas. La segunda de ellas, una consecuencia directa de la espontánea rebeldía de Daryl, que provocó un discurso sobre el buen comportamiento y la consecuente muerte de Glenn a manos del personaje que interpreta Jeffrey Dean Morgan.

WALKING Onw 1037.jpg

Un personaje, Glenn, al que el público estaba muy ligado desde su aparición en la primera temporada y que deja tras su muerte a una mujer sola y embarazada. Como detalle enfermizo, su ojo reaccionó de igual y dolorosa manera que en los cómics durante su muerte.

Pero Negan no se detuvo. Consciente de que debía socavar toda esperanza de aquel grupo de supervivientes, obligó a un padre a mutilar a su hijo. Y justo cuando Rick estaba a punto de cercenar el brazo de Carl, que podría haber sido el suyo, Negan le ordenó parar. Pero el daño ya estaba hecho y se reflejó en la mirada rota de un hijo hacia un padre al que ya no reconoce como tal.

El episodio se aproximó a su final con Daryl siendo captado por los Salvadores, tras sorprender gratamente a Negan y no considerarle "un cobarde como alguien que conozco", dirigiéndose a Rick. Y el capítulo finalizó con Maggie culpándose a sí misma. Al fin y al cabo, el grupo dejó atrás la seguridad de Alexandria para llevarla a Hilltop en busca de ayuda médica. Y aquello acabó con la muerte de dos de sus compañeros, incluidos el padre del hijo que espera.