Ahora en el aire
Damián Muñoz
Damián Muñoz

Taylor Swift le gano a Apple

La empresa de la manzanita cambiará su política y pagará a músicos durante el período de prueba de su nuevo servicio Apple Music.

El domingo, Taylor Swift criticó a la empresa en una carta publicada en internet por decir que no pagaría regalías por la música transmitida en ese periodo.

"Cuando me desperté y vi lo que Taylor había escrito me di cuenta de que en verdad teníamos que hacer un cambio", dijo el vicepresidente de Apple Eddy Cue.

Apple ya había aceptado compartir los ingresos de las suscripciones pagadas al nuevo servicio Apple Music, que costará u$s10, pero Swift dijo que no permitiría que su disco más reciente se transmitiera en ese servicio porque Apple no pensaba pagar a los artistas y disqueras directamente por el uso de su música durante el periodo preliminar gratuito.

"No les pedimos iPhones gratuitos. Por favor, no nos pidan que les demos nuestra música sin compensación", escribió Swift en una carta titulada "Para Apple con Amor. Taylor".

Apple sostuvo que paga regalías más altas que el promedio a los artistas como producto de su sistema de ingresos compartidos para compensar los tres meses que durará el periodo gratuito de prueba.

"Habíamos facturado eso", dijo Cue. Sin embargo, "hemos escuchado por parte de los artistas que eso los afectaría, por eso hacemos este cambio".

Cue no quiso decir cuánto pagará Apple por regalías durante el periodo gratuito de transmisión de música online, pero afirmó que la empresa compartirá el 71,5% de sus ingresos procedentes de suscripciones pagadas dentro de los EEUU y 73% de las suscripciones de otros países, mientras que otros servicios comparten alrededor de 70 por ciento.

Swift no hizo comentarios de inmediato tras la decisión de Apple. Se limitó a un mensaje en Twitter que dice: "Estoy aliviada y eufórica. Gracias por sus palabras de apoyo hoy. Nos escucharon".

No es la primera vez que Taylot se enfrenta a servicios de música por streaming. Retiró su catálogo completo de Spotify en noviembre de 2014 y se rehusó a ofrecer su último disco, 1989, en servicios de transmisión simultánea, argumentando que el negocio había reducido drásticamente las cifras de ventas de álbumes pagos.

Embed