Sony PS-HX500, una bandeja para la era digital

En los últimos años, ya sea por la cultura denominada "hipster", o por el gusto de tener un sonido de mayor calidad y lo más fiel posible al original, los discos de vinilo se han comenzado a hacer más y más comunes, aumentando su demanda, y por consecuencia, su producción, pero ¿y para reproducirlos?. Sin duda, hay cierta "escasez" de bandejas, y los fabricantes se están dando cuenta de ello.

Sony quiere apostar por este renaciente mercado y ha anunciado el PS-HX500, un moderno tocadiscos que busca agradar tanto al mercado análogo como al digital, con características novedosas y premium, así como una notable calidad de sonido.

En su lado más retro, el equipo cuenta con un recién desarrollado brazo con una punta colocada en el eje central del mismo e incluye un cabezal redondo cubierto que minimiza la resonancia, junto con un dispositivo anti-movimiento, ofreciendo un buen balance y una reproducción pura del sonido.

Además de esto, viene con un plato de aluminio fundido a presión que es girado por un motor de dos velocidades, reposando sobre una base acústica de 30mm de alta densidad y por debajo, una alfombra de goma con cuatro pies aislantes.

Si bien el PS-HX500 puede tener grandes características para los más nostálgicos, también tiene un par de trucos para esta era moderna, incluyendo un convertidor nativo DSD con soporte para tasa sencilla y doble (2.8MHz/1bit, 5.6MHz/1bit) para obtener copias digitales en formato WAV con una gran resolución de audio y mayores velocidades de bits y frecuencias de sampleo. La aplicación para PC permite realizar esa tarea y también realizar una edición del audio obtenido y grabarlo sin el mayor problema para tener nuestra música en cualquier dispositivo compatible.

Para obtener todo esto, necesitaremos esperar a abril de este año para que empiece a estar disponible, al menos en Europa, por un precio de aproximadamente 500 euros.