Ahora en el aire
Sofia Carmona
Sofia Carmona

Pharrell Williams: "Un homenaje a la mujer"

El famoso productor y creador de éxitos de música pop, Pharrell Williams, fue el curador de una exposición colectiva que convocó a 39 famosos artistas de arte contemporáneo en la Galerie Perrotin de París.

Más de una vez escuché canciones escritas y producidas por Pharrell. Este cantante, nacido en Virginia (Estados Unidos), colaboró en discos de Michael Jackson, Madonna, Beyoncé y Daft Punk, entre otros. Su última canción, Happy, resulta imposible no cantarla cada vez que se escucha. Desconocía, sin embargo, el interés que tenía el productor por el mundo del arte plástico. Al enterarme deque fue el curador de la última exposición de la Galerie Perrotin, en el barrio Le Maraisde la ciudad de París, me invadió la curiosidad y fui a visitarla.

Bajo el título GIRL (homónimo de su último disco), Pharrell dio a conocer una verdadera exposición de arte contemporáneo con obras de algunos delos artistas más grandes del último tiempo. Al ingresar en las diferentes salas nos podemos maravillar con obras de, por ejemplo, Marina Abramović, la artista serbia más popular del performance art, que presentó en el2012 el documental The artist is present (El artista está presente) sobre su retrospectiva en el MoMA de Nueva York. En esta ocasión, podemos disfrutar de un video que permite interpretarse de muchas y misteriosas maneras, acorde al carácter sublime de la artista.

GIRL contó, además, con la presencia del polémico fotógrafo Terry Richardson, con su estilo grotesco y particular que nunca pasa desapercibido. Lo más colorido de la exposición fueron los trabajos del japonés Takashi Murakami: una serie de collages, con sus caricaturescas figuras, que muestran a Pharrell junto a su esposa, Helen Lasichanh, y cuentan una pequeña historia de amor.

La figura de Marilyn Monroe, en un retrato de Gregor Hildebrandt, y la icónica Yoko Ono no podían faltar en un homenaje a la mujer. También nos encontramos cara a cara con una serigrafía de Andy Warhol, un retrato de Judy Garland que le dio una cuota de nostalgia Pop Art a la exposición.

Las cuarenta y nueve obras de la exposición se destacan por su brillo particular.El cuidado de la ubicación es notable, tanto las esculturas como las obras de otros materiales, tales como las luces de neón de Tracey Emin, y las proyecciones audiovisuales se encuentran muy bien montadas.

Pharrell logra, una vez más, quedar en mi inconsciente y en el de las personas que visitaron la exposición, al contar una historia que destaca a la mujer plenamente, sin olvidar su vida personal y sentimental. Ahora cuando escucho sus canciones o veo sus videos, se me vienen a la mente algunas de las obras de estos maravillosos artistas. La exposición, además, fue un éxito: al finalizar su estadía en París, se exhibirá en Nueva York.