Ahora en el aire
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova

Patrimonio de la Humanidad 2015: 10 sitios imperdibles

Son 27 los nuevos sitios que Unesco declaró Patrimonio de la Humanidad este año. De este modo, ya son 1.031 las maravillas naturales y culturales consideradas sitios de "valor universal excepcional". La variedad de paisajes es absoluta: desde Christianfeld, un asentamiento de la iglesia de Moravia en Dinamarca o las laderas de Champagne con sus casas y sótanos en Francia, hasta las montañas azules de Jamaica, el acueducto Padre Tembleque de México, el Parque Nacional Ke Bang de Vietnam y el paisaje cultural industrial de Fray Bentos en Uruguay. Entre los criterios que guían la selección de lugares, se toman en cuenta ciertos criteros como "que representen una obra maestra del genio creativo" o que ofrezcan una "belleza natural excepcional". Aquí va una selección de 10 de los nuevos patrimonios.

1. Áreas protegidas de la región Floral de El Cabo (Sudáfrica). Las áreas protegidas de la región Floral del Cabo abarcan 553.000 hectáreas en la provincia Occidental y la provincia Oriental del Cabo. A pesar de que esta región representa menos del 5% de la superficie de África, contiene cerca del 20% de todas las especies de plantas nativas del continente. Es una de las zonas de biodiversidad vegetal más importantes del planeta que incluye parques nacionales, reservas naturales, áreas silvestres, bosques estatales y cuencas hidrográficas montañosas. A estos elementos hay que sumarle un número importante de especies endémicas asociadas a la vegetación fynbos, un matorral fino que está adaptado a la lluvia sólo de invierno y a los frecuentes incendios de verano. Un excelente lugar para realizar actividades al aire libre: senderismo, escalada, rápel o barranquismo, entre otras.

2. Éfeso (Turquía). Éfeso es una ciudad antigua, fundada en el siglo XIII aC, en el mar Egeo, en la desembocadura del río Caístro. Llegó a ser muy importante y deseada por muchos pueblos: cimerios, persas, macedonios, atenienses, egipcios, romanos, judíos, cristianos, turcos. Tras años de decadencia y el abandono, hoy es una de las zonas arqueológicas más grandes y mejor conservadas del mundo. A través de excavaciones se han descubierto monumentos importantes de la época del imperio romano, como la biblioteca de Celso, originalmente construida en los años 115-25 dC., que albergaba hasta 12.000 pergaminos. O el gran teatro que fue construido en el período helénico y podía albergar hasta 25.000 personas. Las casas terraza fueron las viviendas de adinerados efesios decoradas con hermosos frescos y mosaicos que todavía hoy son visibles. También siguen en pie la base y una columna del célebre templo de la diosa Artemisa (Diana), una de las "Siete Maravillas del Mundo Antiguo", entre muchos otros vestigios y edificios.

3. Jardín Botánico de Singapur (Singapur). La ciudad de Singapur, en el sudeste asiático, ofrece una mezcla singular tanto arquitectónica como culturalmente, con sus mil y una identidades, los templos y mercados tradicionales conviven con los rascacielos y centros comerciales más increíbles. En pleno corazón, se halla un lugar precioso para desconectar del ruido de la ciudad. Se trata del jardín botánico, con más de 150 años de historia, que ocupa 63 hectáreas, y está especializado en plantas tropicales que crecen entre lagos artificiales, esculturas, cascadas, un quiosco de música, cisnes, peces, ardillas y una gran variedad de pájaros.

Además, en su interior, se ubica uno los parques de orquídeas más importantes del mundo con más de veinte mil especies. También se destaca el jardín de la Evolución, para contemplar el cambio de la plantas y los procesos de adaptación al entorno; el jardín Nacional de Orquídeas, con la exposición más grande en el mundo de orquídeas; y el jardín de la Salud, una zona con un montón de plantas con carácter medicinal, aunque hay muchos otras zonas interesantes.

4. Necrópolis de Bet She'arim (Israel). Situada al este de la ciudad de Haifa, forma parte del Parque Nacional Bet She'arim que bordea la ciudad de Kiryat Tiv'on. El sitio está formado por una serie de catacumbas que "atesoran obras de arte e inscripciones en griego, arameo y hebreo y que, además, constituyen un testimonio excepcional del judaísmo antiguo", cuya renovación se llevó a cabo bajo la dirección del rabino Yehuda, el Patriarca, a quien se le atribuye la autoría del primer códice escrito de las leyes judías.

En los túneles y cuevas artificiales excavadas en las laderas, hay cientos de ataúdes del siglo II al V d.C., pues, en la ciudad de los muertos, los judíos de todas partes del mundo querían ser enterrados junto al rabino. Las paredes y los pasillos están decorados con altorrelieves, grabados, y pinturas del arte popular judío e influencias griegas. También hay muchas inscripciones con nombres de rabinos y fechas de su muerte. Entre los símbolos judíos que se pueden ver encontramos el candelabro de siete brazos, el arca de la Tora, la rama de palmera, el limón 'citrus' y el cuerno del carnero.

5. Misiones de San Antonio (Estados Unidos). Es una serie de cinco conjuntos de misiones situadas a ambas orillas del río San Antonio en Texas, fundadas por franciscanos españoles, en el siglo XVIII. En las misiones se incluyen granjas, viviendas, iglesias, graneros, tierras, así como sistemas de distribución de agua, todo un ejemplo de la interrelación de las culturas española y coahuiltecán.La misión de San José es la más grande, se conservan el molino y el granero; en Concepción se encuentra la iglesia más original de todas, el interior está decorado con coloridos frescos, tanto la iglesia y el convento datan de mediados de 1700; San Juan está rodeada de antiguas tierras de cultivo, destaca la parroquia que todavía está en uso; en Espada, la primera misión, es posible ver una iglesia pequeña con una puerta de entrada poco común, y una acequia en perfecto estado; y San Antonio de Valero (El Álamo) es una fortaleza que consistía en una iglesia cercada por varias estructuras religiosas.

6. Parque Nacional de Phong Nha-Kè Bàng (Vietnam). Ubicado en la provincia de Quàng Bình, tiene 126.236 hectáreas y está formado por una zona de montañas calcáreas (el paisaje karst más antiguo de Asia ) y bosques tropicales que albergan gran variedad de especies. El lugar tiene cientos de sistemas de cuevas, muchos de ellos de extraordinaria magnitud y longitud, y espectaculares ríos subterráneos. Quien llega hasta aquí se encuentra con impresionantes imágenes como resultado de la erosión del agua a lo largo de 400 millones de años. Para llegar hasta allí, hay que hacerlo a través de barcas.El cercano pueblo de Son Trach es la base perfecta para explorar la zona.

7. Rutas del norte del camino de Santiago (España). El camino de Santiago es una experiencia única y espiritual. Desde el descubrimiento de la tumba del apóstol Santiago, en Compostela, en el siglo IX, el Camino se convirtió en la más importante ruta de peregrinación de la Europa medieval. Una ruta que, hoy en día, recorren miles de peregrinos para llegar a Santiago y venerar al apóstol. La ruta se caracteriza por su variedad paisajística y por tener un patrimonio arquitectónico de gran importancia histórica. Hay catedrales, iglesias, hospitales, conventos, albergues, puentes, fuentes. Por otro lado, Santiago de Compostela posee un casco antiguo precioso de calles empedradas y gruesas murallas. No hay que perder la oportunidad de probar el marisco junto a un buen vino albariño.

8. Susa (Irán). En el sudoeste de Irán, en la cordillera de Zagros, Susa es uno de los más antiguos asentamientos de la región, probablemente fundada alrededor del 4.000 aC. Allí se construyeron suntuosos palacios y lujosas residencias. Hoy sólo queda un gran campo de ruinas que contiene varias capas de asentamientos urbanos superpuestas en una sucesión continua, pero sigue siendo un testimonio excepcional de las civilizaciones elamita, persa, sasánida y griega.

La antigua ciudad cuenta con tres construcciones de alto valor arquitectónico: la villa Real, la Acrópolis y el gran palacio de Darío I, que se construyó sobre unas plataformas pensadas como terrazas a diferentes alturas. Ocupaba unas doce hectáreas y tenía una gran puerta de acceso. Del palacio sólo han quedado relieves de ladrillo cristalizado, que se encuentran en el Louvre. Sobre la orilla occidental del Chaour, y cerca del solar, hay un mausoleo del que se piensa que contiene los restos del profeta Daniel.

9. Terroirs de Borgoña (Francia). Los terroirs son parcelas de tierra con características específicas determinadas por la variedad de la cepa utilizada, el terreno, el microclima. Todo esto confiere al vino de la zona, unas propiedades específicas muy valoradas. Situada en el centro-noreste de Francia, la región de la Borgoña es conocida por sus excelentes vinos que se pueden degustar a través una ruta entre viñedos. La forman cuatro departamentos: Yonne, Côte-d'Or, Nièvre y Saona y Loira.

Pero, además, en su paisaje verde y frondoso, se pueden encontrar pueblos pintorescos, asombrosas iglesias, abadías y una gran cantidad de castillos que nos recuerdan cómo era la Edad Media en Francia. Imperdibles: la abadía cisterciense de Fontenay, fundada en 1118 por San Bernardo; la colina de Vézelay que forma parte del camino de Santiago; la basílica de Santa María Magdalena, una obra maestra de la arquitectura románica y punto de peregrinación; la iglesia prioral de La Charité-sur-Loire, una joya de la arquitectura cluniacense de los siglos XI y XII; y por supuesto, la capital Dijon, que tiene un patrimonio arquitectónico único: el palacio de los Duques, la torre de Felipe el Bueno, la catedral de St-Bénigne, la iglesia de St-Michelan Miguel, Notre-Dame.

10. The Forth Bridge (Escocia). El puente Forth atraviesa el fiordo con el mismo nombre, y conecta Edimburgo con Fife (norte y sur del país). Es uno de los puentes más largos del mundo con 2,5 kilómetros, y se terminó de construir en 1890. Se eleva a 46 metros sobre el nivel del mar y en la construcción se emplearon más de 55.000 toneladas de acero, así como 18.122 metros cúbicos de granito, y más de ocho millones de remaches.

La estructura se asienta sobre tres pilares que soportan dos tramos centrales por medio de la tensión-compresión, lo que supuso en su época un gran desafío de ingeniería. Todavía está en uso y es una estructura increíble. Se puede observar esta obra magnífica desde el pueblo de South Queensferry, en Edimburgo. Una villa pequeña que tiene algunos edificios con historia como la enigmática casa de Black Castle, la iglesia medieval de St Mary's, Plewlands House del siglo XVII y Toollboth.