Ahora en el aire
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova
Morning Time - Diego Poggi /Agustina Casanova

Nueva tecnología que permite a las pantallas cambiar de forma

Nueva tecnología que permite a las pantallas cambiar de forma

La Unión Europea ha puesto en marcha un proyecto muy curioso en el que se pueden conseguir grandes avances para las pantallas táctiles, así como en la manera en la que nos relacionamos con los dispositivos.

Se trata de GHOST (Generic, Highly-Organic Shape-Changing Interfaces), un programa en el que participa un equipo de investigadores de cuatro universidades de Reino Unido, Holanda y Dinamarca que está desarrollando una nueva tecnología para manipular los objetos en 3D.

La interfaz en la que trabajan estos investigadores supone una evolución en la manera de interactuar con los dispositivos. Permite al usuario tocar con sus propias manos los objetos que se pueden ver en la pantalla táctil de cualquier dispositivo (teléfonos móviles, tablets u otros) para interactuar con ellos como si se tratase de elementos físicos.

De esta manera, es posible agarrar cualquier cosa que aparezca en el monitor y extenderla en el aire para tocarla y sentirla, consiguiendo un efecto tan alucinante como el que se puede ver en la imagen que ilustra esta noticia.

Embed


"No se limita a modificar la forma de la pantalla, sino también el objeto digital que se desea manipular, quizás incluso en el aire. Mediante tecnología de levitación por ultrasonido, por ejemplo, podríamos proyectar fuera de la pantalla plana lo que se muestre en la misma. Y, con pantallas deformables, podríamos también insertar los dedos en su interior", explica Kasper Hornbæk, profesor de la Universidad de Copenhague y miembro del proyecto.

Los investigadores han desarrollado diferentes prototipos. Uno de ellos es Emerge, una plataforma de la que os hablamos hace unos meses en la que el usuario puede interactuar con los datos de los gráficos tirando de ellos para reorganizarlos o llevar a cabo otras acciones.

Otros prototipos en los que están trabajando son los Morphees, unos dispositivos móviles flexibles que pueden estirarse, doblarse y cambiar de forma gracias a sus pantallas de lycra o aleación.

Los desarrollos que se están produciendo en el proyecto GHOST se comercializarán a través de la empresa UltraHaptics, que ha sido constituida por la Universidad de Bristol en Reino Unido especialmente para ello. Se prevé que dentro de cinco años aproximadamente se podrán ver en el mercado las pantallas que cambian de forma.