Ahora en el aire
Sofia Carmona
Sofia Carmona

Las automotrices avanzan sobre bicicletas eléctricas

Las principales automotrices del mundo invadieron el mercado de las e-bikes. Cuáles son los modelos más distinguidos que evidencian la preocupación de las compañías por el concepto de sustentabilidad urbana

La urbanización colapsada, el crecimiento exponencial del campo automotor, la sustentabilidad al servicio del transporte, la dinámica de la ciudad viene exigiendo cambios. Las bicicletas -las eléctricas- son la propuesta madre para oxigenar el caos urbano: la recurrente proyección de las marcas para extender sus efectos, hacer sostenibles a las urbes y proveer nuevas vertientes en movilidad interurbana.

Audi, Peugeot, Smart, BMW, Ford, Skoda. Algunos ejemplos efectivos de cómo la industria automotriz ha pensado soluciones de movilidad y sustentabilidad. Productos globales que convergen en una misma línea de diseño, funcionalidad, responsabilidad ecológica. Seis desarrollos que evidencian y confirman la arteria que han tomado fabricantes de autos para tejer nuevas redes comerciales con un compromiso ambiental.

Smart Electric Bike

Bici Smart.jpg

Con un diseño que se asemeja a las líneas automotrices de la marca, la bici eléctrica de Smart declara un peso de 26 kilos, capaz de cargar, gracias a la implementación de guardabarros y portaequipajes, bultos de hasta 114 kilos sin perder eficiencia. El motor eléctrico de 250W con un par máximo de 35 Nm, más una caja de cambios de tres marchas. La batería de 420 Wh demanda cinco horas de carga y consigue una autonomía que se regula en función a los cuatro niveles de asistencia de pedaleo: su independencia va desde los 30 hasta los 100 kilómetros. Cada unidad se cotiza en USD 3.400.

Peugeot eF01

Bici Peugeot.jpg

Peugeot vuelve a sus fuentes. Evolucionó de la producción de las bicicletas a la fabricación de automóviles. Ahora, el ciclo regenerativo de la movilidad le devuelve su origen con una productividad híbrida: autos y bicis en la misma planta. La eF01 es la primera con asistencia eléctrica plegable de una serie de otros diez modelos. Será presentado oficialmente en el Salón de París (del 1 al 16 de octubre), se despliega en tres movimientos que no demandan más de diez segundos. Diseñada por Peugeot Desing Lab, pesa 17 kilos, ofrece una autonomía de hasta 30 kilómetros y una velocidad punta de 20 kilómetros por hora. Aún no se conoce su costo.

BMW Criuse E-Bike

Bici BMW.jpg

Otra compañía que ha recurrido varias veces al diseño de bicicletas. Esta vez presenta un último modelo, más económico (USD 3.400) y con tres tamaños diferentes, equipado con un motor Bosch Performance de 250 W de potencia. La bici declara un peso de 22,4 kilos, hasta diez velocidades y una asistencia eléctrica limitada a 25 kilómetros por hora. Pero despunta con una función destacada: su batería de 400 Wh permite una autonomía de cien kilómetros por hora.

Audi Sport E-Tron MTB

Bici Audi.jpg

Según afirma la marca de los cuatro anillos, es la bicicleta eléctrica de montaña más ligera del mundo: acusa un peso de 18,2 kilos. Cada una de las cien unidades fabricadas cuesta USD 17.000. El sistema Bosch Performance CX, que emplea un motor de 250 W a través de una batería de 36 V y 500 Wh, permite una asistencia hasta los 25 kilómetros por hora. La bici ofrece también cuatro modos de funcionamiento -Turbo, Eco, Sport y Touring- acompañada por una pantalla a color de 4,2 pulgadas que incluye un sistema de navegación.

Ford Super Criuser

Bici Ford.jpg

La compañía estadounidense se alió con Pedego para darle vida a la Super Cruiser, sólo comercializada en el país de origen a un costo de USD 3.400. El sistema de asistencia al pedaleo tiene supervisada a la velocidad de 32 kilómetros por hora y dispone de un motor de 600 W. Su autonomía se extiende a casi 50 kilómetros a través de una batería completa que carga entre cuatro y cinco horas. Este lanzamiento es simultáneo a la presentación de tres innovadores prototipos de bicis eléctricos: MoDe:Me, MoDe:Pro y MoDe:Flex.

Skoda Green E-Line

Bici Skoda.jpg

La compañía checa, una de las cuatro más antiguas del mundo, incursiona en bicicletas eléctricas con un modelo que compite con los diseños de firmas más prestigiosas. Su singularidad es que puede transformarse en una bicicleta convencional con solo quitar la rueda de atrás junto a la batería. USD 2.800 cuesta un vehículo con un motor de 250 W con una batería de 423 Wh, más una autonomía que supera los cien kilómetros por hora. Todo depende del nivel de asistencia que determine el motor BionX, capaz de encargarse del 35%, 75%, 150% ó 300% del esfuerzo.