Ahora en el aire
Romina Carballo
Romina Carballo

La tecnología se encuentra con el mundo de Gaudí en Barcelona

Esta semana se ha inaugurado la exposición Paseando con Gaudí, una muestra que nos servirá para entender de una manera muy amena la obra del brillante arquitecto. Al adentrarse, el público descubrirá piezas originales, influencias a la hora de crear, así como maquetas y creaciones únicas de gran valor fruto de la investigación de científicos de universidades internacionales que llevan estudiando a Gaudí durante años.

Detrás del arquitecto catalán hay mucho por descubrir. La exposición muestra detalles de muchas de las obras más reconocidas del maestro, así como de su original método de trabajo e, incluso, las singulares maquetas a través de las que concebía sus obras. Recordemos que Antonio Gaudi es el único arquitecto del mundo con siete edificios declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO: Park Güell, Casa Milà, Palau Güell, Sagrada Familia, Casa Vicens y Casa Batlló.

La exposición se localiza en el Museo Diocesano de Barcelona, que el próximo año cumple 100 años, un espacio distribuido en tres plantas de 1.000 metros cuadrados en total que se ha remodelado recientemente con un presupuesto de 1.2 millones de euros según nos comentaron los responsables del centro. El proyecto, con una financiación 100% privada, y con un ciclo de vida de al menos cinco años, ha sido impulsado por Gaudí Barcelona Projects y cuenta con el apoyo tecnológico de Samsung.

La marca se ha involucrado en el mismo llenando de tecnología el espacio mediante monitores, videowalls, pantallas táctiles, tablets y smartphones. Podremos sumergirnos en un espacio interactivo con contenidos expresamente creados para la exposición: un videoprólogo de 180°, realidad aumentada, hologramas, escenografías y proyecciones audiovisuales que nos ayudarán a comprender la complejidad de Gaudí.

Es importante destacar que aunque Samsung haya equipado de tecnología la exposición, esta se encuentra en un segundo plano, no resta importancia a las obras de Gaudí, sino que complementa con información visual o virtual aquellas que lo necesitan. No esperéis entrar en una sala del futuro, esa no era la intención.