Ahora en el aire
AT 40 - Casey Kasem
AT 40 - Casey Kasem

La Fórmula E comienza a dar los primeros pasos

La Fórmula E alcanzará en su segunda temporada uno de sus principales objetivos, permitir que los equipos desarrollen mejoras para sus monoplazas. Mejoras que veremos en pocos años en los coches eléctricos de calle.

El objetivo principal de la Fórmula E es fomentar el uso de la movilidad eléctrica y ayudar a desarrollar soluciones para el futuro, un futuro eléctrico para los organizadores. En el mundo del automovilismo, la competición de alto nivel siempre ha tenido consecuencias muy positivas en la industria con la llegada de mejoras y avances que han salvado muchas vidas.

La Fórmula E lo que quiere es incentivar a los fabricantes a desarrollar lo mejor que puedan monoplazas eléctricos para que los usuarios puedan beneficiarse de avances como mejores baterías o sistemas de recarga, etcétera. Pero el primer año de la competición no tuvo tan claro este objetivo al tener que conseguir hacer una competición rentable y con un gasto para los equipos contenido. Esto significó que hubo poco desarrollo al tener que crear coches desde 0. Pero en pocos meses esto va a cambiar.

La segunda temporada de la Fórmula E comenzará el 17 de octubre.

Embed

Entre las novedades de la Fórmula E para el próximo curso se encuentra la libertad para desarrollar algunos aspectos del coche fundamentales para la competición. Pensemos en una competición que te da los monoplazas, motores, baterías y tu como equipo solo pones a los pilotos. Le falta un componente básico y es el del equipo de ingenieros para el desarrollo de mejoras que puedan marcar diferencias entre un coche y otro. Así es como verdaderamente se fomenta la innovación en la competición, algo que la Fórmula 1 ha olvidad por completo.

Los equipos podrán desarrollar mejoras para el motor, la caja de cambios, el sistema de refrigeración y el inversor de corriente. Este salto cualitativo dará mucha emoción a las carreras, que en la primera temporada han sido algo flojas para el espectador. Es probable que algunas de las mejoras en los sistemas de refrigeración, el inversor de la corriente y el motor lleguen en muy pocos años a los coches eléctricos de producción, los que compraremos los usuarios normales.