La creatividad argentina ya tiene cerveza

Grolsch llega al país festejando sus 400 años de existencia.

El día de ayer, la fábrica de Cervecería Argentina, ubicada en Zárate, provincia de Buenos Aires; embotelló la primer serie de esta gran apuesta en el país. Grolsch llega para pisar fuerte en el mercado presentándose en dos formatos: botella de vidrio retornable y no retornable de 925ml, medida única en el mundo; y lata de 473ml.

Lola Scotta, directora de marcas premium globales de Cervecería Argentina hablo en #MorningTime con Diego y Agustina .

Embed

La marca basará su posicionamiento en la consigna "Unconventional by Tradition", reafirmando así, sus 400 años de antigüedad descontracturada y sus pilares de construcción de marca serán la fotografía, el arte emergente y cine independiente.

Para personas con la mente abierta, que plantean una mirada alternativa, Grolsch viene a la Argentina para fomentar las comunidades creativas emergentes. Es una cerveza holandesa con una gran personalidad. Nació en 1615 durante la época dorada holandesa con un espíritu independiente, el mismo la llevó desde el comienzo a diferenciarse. Sea por su innovadora receta o por su botella "swingtop", Grolsch es la experiencia con más carácter que se puede tener con una cerveza. Cree en desafiar lo tradicional para destacar lo interesante y original de la vida.

Grolsch tiene un sabor distinto, atrevido, desarrollado a través de cuatro siglos de tradición cervecera artesanal y debe su excelente calidad a la selección de los mejores ingredientes, al doble proceso de fermentación y el uso de una sola variedad malteada cebada. Grolsch premium Lager tiene un contenido de alcohol 5% en volumen.