Ahora en el aire
One Hot Singles
One Hot Singles

Huellas cerebrales podrían ser usadas como contraseñas

Investigadores de la Universidad de Binghamton (Nueva York) descubrieron que el cerebro responde de forma única a ciertas palabras, lo que podría ser clave para el futuro de las contraseñas informáticas.

Vas al banco, usas tu huella dactilar; realizas una transferencia, usas un dispositivo electrónico además de tu contraseña para Internet; luego ingresas a tu correo, usas otra clave; así para Facebook, Twitter y todas tus redes sociales...

Hoy es común tener contraseñas para todo, pero según un equipo de investigadores de la Universidad de Binghamton, en Nueva York, esta realidad podría cambiar en un futuro no muy distante.

A través de múltiples pruebas a 45 voluntarios, los científicos se dieron cuenta que cada uno de los voluntarios activaba diferentes zonas del cerebro al reaccionar a la lectura de acrónimos comunes como FBI o DVD. De acuerdo a la revista académica Neurocomputing, cada cerebro identificaba las siglas de forma distinta, entregando patrones cerebrales únicos, tan irrepetibles como las huellas dactilares, los que podrían ser usados potencialmente como contraseñas personales.

Claramente esto está pensado en sistemas de alta seguridad, aunque en un largo plazo podrían ser incorporados a sistemas masivos. Primero se debe mejorar el porcentaje de exactitud, además de desarrollar un sistema o escáner cerebral que permita leer estas reacciones para verificar la identidad de la persona.