Ahora en el aire
Damián Muñoz
Damián Muñoz

El 92% de la población mundial respira aire demasiado contaminado

Respiras aire tan contaminado que, a la larga, resultará venenoso para tu salud. Así lo cree la Organización Mundial de la Salud, que ha publicado un informe haciendo sonar las alarmas. Alerta sobre los peligrosos niveles de contaminación atmosférica a los que se encuentra expuesto el 92% de la población mundial.

A menos que vivas en una zona selvática en el Amazonas o en el África más profunda, respirás demasiados elementos contaminantes. Los últimos datos de la OMS dan más motivos para acabar con la contaminación del aire, un auténtico problema de salud en las áreas más pobladas.

Además de los efectos sobre el cambio climático de los gases de efecto invernadero, muchos de estas emisiones son perjudiciales desde ya. Sin ir más lejos, este organismo encargado de velar por la salud de la población mundial relaciona 6,5 millones de muertes anuales directamente con la contaminación. Esto supone nada más y nada menos que el 11,5% total de las defunciones registradas.

La calidad del aire es especialmente mala en algunas zonas deprimidas. Mucha gente piensa que es en las grandes ciudades occidentales donde más contaminación registrada existe, pero se equivocan. Las grandes capitales de los países en vías de desarrollo sufren de una mayor polución atmosférica, especialmente peligrosa por la cantidad de metales pesados que flotan en el aire.

Sin ir más lejos, Pekín en China y algunas ciudades africanas multiplican varias veces la contaminación de las capitales europeas. Un ejemplo es Accra, en Ghana, cuya polución es cinco veces superior a la de Londres. Al contar con menos recursos, estos países utilizan combustibles fósiles en mayor medida, además de usar los de peor calidad del mercado.

La repentina alarma en la OMS se debe al cambio de criterio a la hora de medir la calidad del aire. "Más y más ciudades están monitorizando la polución atmosférica ahora. Los datos que obtenemos por satélite son mejor, y estamos mejorando a la hora de refinar los efectos sobre la salud" declara María Neira, directora del Departamento de Salud de la Organización.

Los efectos de la contaminación sobre la salud de la población son evidentes. Sin embargo, los remedios no llegan y no parecen estar a la vuelta de la esquina. El crecimiento de algunos países, tanto demográfico como económico, se cobra un caro peaje sobre los objetivos climáticos de todo el mundo.