Ahora en el aire
AT 40 - Casey Kasem
AT 40 - Casey Kasem

Designated Survivor: The Interrogation

Quien nadie esperaba ha terminado siendo Presidente de los Estados Unidos de América... No, no me refiero a Trump y su inesperada elección que ha dejado al mundo temblando con lo que va a suceder a partir de ahora. Me refiero a nuestro Presidente inesperado, Tom Kirkman.

El gobierno de los Estados Unidos sigue intentando salir a flote después del atentado que ha descabezado su liderazgo. En el anterior episodio, el Presidente Kirkman tuvo un respiro al conseguir atrapar con vida al terrorista que reivindicó el ataque, Majid Nassar. Pero hay más problemas que seguir resolviendo, hay que elegir un nuevo Senado y Congreso, y para eso va a necesitar la colaboración de los Gobernadores de los 50 Estados de la Unión.

Kirkman reune en la capital a todos los Gobernadores de los Estados Unidos... Bueno, los que no han sido encarcelados por intento de sedición. Antes de pedir su ayuda, el Presidente debe causar una buena impresión a los Gobernadores, por lo que los reúne en una cena de gala para antes de ponerse a trabajar, ir conociendo a cada uno de los Gobernadores. El Presidente va saludando uno a uno a los Gobernadores hasta que se encuentra cara a cara con la Gobernadora de Arizona que muestra desde un primer momento que le va a dar la batalla y no le va a poner las cosas fáciles a Kirkman.

DESIGNATER SURVIVOR TARA ONE 103.7.jpg

Así va transcurriendo la velada hasta que hay un ataque (¡¿Otro?!), en esta ocasión es un francotirador checheno que dispara contra los asistentes a la cena de gala. El momento emocional es cuando vemos que el guardaespaldas personal del Presidente regresa para ayudar cuando se iba a ir a disfrutar de su noche libre y acaba herido. Este episodio servirá para seguir mostrando el lado humano del Presidente al preocuparse personalmente por saber del estado de salud de su guardaespaldas. Aunque la verdad es que en este capítulo vemos como Kirkman debe elegir entre seguir siendo bueno o si deberá plegarse al juego de la política.

Y es que, sin abandonar todavía a los Gobernadores, veremos como el actual drama de los refugiados sirios también tendrá cabida en Designated Survivor. Aquí tenemos la situación de un avión lleno de refugiados sirios que iba a recibir asilo en los Estados Unidos, entrando por Miami, pero el Gobernador de Florida, quien llega a reconocer que él mismo es descendiente de inmigrantes, no permite a los refugiados salir del avión, debido al miedo de la población de su estado que teme que entre los terroristas se hayan infiltrado extremistas y terroristas. Como la vida misma. Aquí entrará en juego la Primera Dama, quien como abogada experta en casos de inmigración, intentará mediar con el Gobernador para permitir que una familia pueda desembarcar debido al avanzado estado de gestación de la madre, y también se encargará de buscar entre los Gobernadores a uno que esté dispuesto a acoger en su estado a los refugiados.

Embed

Dejemos por un momento a los Gobernadores y regresemos a Nassar. Hay que interrogarle, y aquí se presenta una nueva decisión que el Presidente deberá tomar: quién llevará a cabo el interrogatorio. ¿Dejará que la CIA lleve a cabo sus técnicas que de interrogación que violan los Derechos Humanos y que hacen que cualquiera confiese hasta que mató a Manolete, o lo hará el FBI en un interrogatorio clásico que de funcionar dará las respuestas que todos buscan? Por supuesto, será el FBI, con la agente Wells a la cabeza, quien conseguirá que Nassar admita que él y su grupo no están realmente detrás de los ataques, sino un tal Catalan, de quien no sabemos si es una persona u organización, pero sea quien no hay ningún registro suyo en ninguna base de datos de las agencias de información.

Pero convenientemente, antes de que pueda dar más información, Nassar muere en extrañas circunstancias en la prisión en la que estaba recluido. Teóricos de la conspiración, se admiten apuestas para adivinar quien está realmente detrás de los ataques.

Volviendo a los Gobernadores, aquí hay otro interrogatorio . Cuando Kirkman vuelve a reunir a los Gobernadores para obtener su apoyo para poner en marcha un nuevo Senado y Congreso, pero antes de eso los Gobernadores quieren saber quién es realmente su Presidente, y si pueden confiar en él como su Comandante en Jefe. Ante la pregunta de si es la persona adecuada para el puesto, Kirkman da la espantada y confiesa que ni él mismo lo sabe. Pero para eso es bueno tener a mano a un Jefe de Gabinete que te ponga las pilas y te motive para entrar en una sala con 50 personas en actitud hostil para demostrar que vales para el puesto. Y aquí vemos el movimiento que se anticipaba por parte de la Gobernadora de Arizona, acompañada aquí por el de Florida, quienes dicen a Kirkman que si quiere el apoyo de la mayoría de los Gobernadores, deberá poner un veto a cualquier tipo de inmigración, tanto la legal como la ilegal, lo que hará que incluso un estudiante alemán deba abandonar el país.

Finalmente, no debemos olvidar que el Congresista MacLeish sigue por ahí levantando las sospechas de la agente Wells, y parece que no le dará tiempo a probar sus sospechas antes de que Kirkman nombre a MacLeish, único superviviente del ataque, como su Vicepresidente.