Ahora en el aire
Sofia Carmona
Sofia Carmona

Alcatel presentó en el país su smartphone reversible

El Idol 3 tiene un diseño simétrico, con micrófonos y parlantes a los lados de la pantalla, por lo que siempre está en la posición correcta para hablar por teléfono.

Alcatel presentó en la Argentina el Idol 3, el smartphone que anunció en marzo último en el Congreso Mundial de Móviles. El equipo tiene un diseño simétrico, con parlantes y micrófonos en la parte superior e inferior de la pantalla, por lo que permite hablar por teléfono sin importar cómo se lo tomó en la mano (es decir, no puede salir del bolsillo "de cabeza"). Toda la interfaz de usuario rota para acompañar el cambio de posición.

El Idol 3 representa la apuesta más fuerte de la compañía en el país para lo que resta del año, y es otro paso en el camino de Alcatel por intentar alejarse de su fama de marca económica y de baja calidad, y apuntar a otro segmento de mayor calidad. La compañía se ubicó tercera en ventas de smartphones en América latina en el segundo trimestre del año, según la consultora especializada Counterpoint, detrás de Samsung y LG y empatada con Huawei.

En este caso, con dos versiones del Idol 3, que mantienen el aspecto pero cambian parte del hardware. Ambos tienen el diseño simétrico con la pantalla flanqueada por parlantes frontales diseñados por JBL, y una pantalla que usa una tecnología llamada Technicolor para mantener la temperatura del color y la visibilidad con luz artificial o natural.

El equipo se venderá en dos versiones (ambas con Android Lollipop): con pantalla IPS de 4,7 pulgadas, o de 5,5 pulgadas. La versión de 4,7 pulgadas estará disponible a fin de la semana próxima a un precio base de 5099 pesos (dependerá de la operadora y el abono elegido; cuanto más caro es el abono mensual, más barato es el equipo). Compite, con ese precio y prestaciones, con otros equipos presentados en estos días, como el Motorola Moto G, o los más económicos Microsoft Lumia 640 o Huawei G620S.

La pantalla tiene 1280 x 720 pixeles, y el equipo cuenta con 1,5 GB de RAM, un procesador Snapdragon 410 de 4 núcleos y 16 GB internos, ampliables con una microSD. Tiene un grosor de 7,5 mm, 110 gramos de peso, una cámara de 13 megapixeles con apertura f/2.0 y una cámara frontal de 5 megapixeles. La batería (fija) es de 2000 mAh.

La versión de 5,5 pulgadas (resolución Full HD) ofrece 2 GB de RAM, y un chip Snapdargon 615 de 8 núcleos; mantiene la cámara principal, pero cambia la frontal a 8 megapixeles. La batería es de 2910 mAh y tiene 7,4 mm de grosor. La compañía no difundió el precio de este segundo modelo, que estará disponible en las próximas semanas.

El Galaxy Active Neo será vendido de manera exclusiva con la operadora japonesa NTT DoCoMo, a un precio de 20.000 yenes, lo que equivale a cerca de $1.674 dólares. Hay una buena probabilidad de que meses después sea lanzado a otros continentes, en particular por la combinación de sus cualidades.